BLOG

Cuando la Internacional Socialista pisaba fuerte

Noticias

Valeska Hesse

La Internacional Socialista, que bajo la presidencia de Willy Brandt llegó a ser alguna vez una fuerza global, con un peso particular en América Latina, lleva hoy una existencia lastimosa. Y la nueva Alianza Progresista está lejos de ocupar su lugar.

Las redes internacionales de partidos apenas se hacen ver en los debates sobre los grandes desafíos de nuestro tiempo. Cualquiera que conozca el estado actual de la Internacional Socialista (IS) se asombrará si llega a releer el libro de Bernd Rother Sozialdemokratie Global. Willy Brandt und die Sozialistische Internationale in Lateinamerika [Socialdemocracia global. Willy Brandt y la Internacional Socialista en América Latina] y ve el rol que tenía esta red de partidos en las décadas de 1970 y 1980, especialmente en América Latina. En aquel momento, Willy Brandt presidía la IS y, a través de su compromiso personal, la transformó en una fuerza global con la misión de representar una alternativa tanto al capitalismo estadounidense como al comunismo soviético.

La labor de Willy Brandt al frente de la IS concita mucha menos atención en la historiografía que sus años como canciller de Alemania y su trabajo en la Comisión Norte-Sur. Llenar ese vacío fue la motivación original de Bernd Rother para el libro. Lo que comenzó como estudio biográfico de un periodo importante de la vida de Brandt finalmente se convirtió en un trabajo sobre la Internacional Socialista y América Latina. En ese continente, la IS fue particularmente activa, si se compara con África y Asia.

Rother, historiador y ex-subdirector de la Fundación Willy Brandt, identifica varias razones para la especial resonancia de la IS en América Latina y en el Caribe de habla inglesa. En primer lugar está la similitud de las estructuras partidarias. Pero también desempeñaban un cierto rol las consideraciones geoestratégicas: en aquel entonces, ambas regiones querían establecer nuevas relaciones internacionales para emanciparse de Estados Unidos, sin por ello tomar una postura en su contra.

Rother enfatiza que antes lo importante no era qué podía hacer la socialdemocracia europea por América Latina. El interés era mutuo, había un acercamiento en igualdad de derechos. Favorecido por acontecimientos internacionales como el debilitamiento de Estados Unidos por la Guerra de Vietnam, la crisis del petróleo de 1973 y el descrédito de China y Rusia por su actitud benévola frente las dictaduras militares en Argentina y Chile, creció entre los políticos latinoamericanos el deseo de establecer y ampliar relaciones con Europa occidental. Veían la socialdemocracia de Europa occidental como un modelo para conciliar democracia, crecimiento económico y justicia social. Así, la iniciativa de cooperación transcontinental en la década de 1970 provino especialmente de México y Venezuela. El partido Acción Democrática de Venezuela era considerado en esa época la vanguardia de una nueva socialdemocracia latinoamericana.

Otras razones fueron las crisis y los conflictos en la región en ese momento. El autor estudia con particular intensidad la guerra civil en El Salvador (1980-1991), la Revolución Sandinista en Nicaragua (1979) y la difícil búsqueda de la forma adecuada de relacionarse con el gobierno de Managua. Rother señala que, durante el mandato de Brandt, ningún otro tema o país preocupó tanto a la IS como Nicaragua. Debía evitarse a toda costa un nuevo éxito de la Unión Soviética en América Central, como el logrado en Cuba después de 1959. Los movimientos social-revolucionarios debían ver que los socialdemócratas estarían de su lado cuando el camino hacia una revolución democrática no fuera factible, dice Rother. A lo largo de los años, sin embargo, Nicaragua había pasado de ser la esperanza de un «modelo socialista-democrático para el Tercer Mundo» –como se lo llamó en su momento– a convertirse en una decepción autoritaria.

La IS no tuvo desde sus comienzos una orientación global. Por ello, después de que Brandt asumiera la presidencia en 1976, trabajó por una apertura de la IS más allá de Europa. La IS se abría a las fuerzas que estaban tanto a la izquierda como a la derecha de la socialdemocracia, y también se toleraban los déficits democráticos. Rother describe cómo esta búsqueda flexible de socios coincidió con el compromiso de Brandt de no exportar ningún modelo, ni político ni económico. Según Rother, durante el mandato de Brandt, la IS se guió por la idea de cooperar, dentro de un espectro vagamente definido de fuerzas reformistas democráticas, con cualquiera que estuviera dispuesto a hacerlo, siempre que el partido tuviera influencia en su país. La influencia política se valoraba más que el purismo ideológico.

Esta flexibilidad era un requisito importante para ganar nuevos miembros, que esperaban un diálogo en condiciones de igualdad con las fuerzas europeas, al que pudieran aportar sus propias experiencias e ideas. Y debido a la gran cantidad de nuevos adherentes que a menudo gobernaban sus respectivos países, el peso de la IS en el escenario mundial crecía. Mientras tanto, el Departamento de Estado estadounidense puso a un experto a seguir a la IS y también la Unión Soviética se ocupó del novedoso fenómeno.

Pero ya en tiempos de Willy Brandt, esta «excesiva ampliación programática» (Rother) condujo a conflictos internos y duros desafíos para la unidad, especialmente entre los socialistas franceses y la socialdemocracia alemana. El objeto de la disputa era especialmente el concepto de alianza de la IS, en la que el Partido Socialista de Francés abogaba por un programa más definido.

Además de la admisión de nuevos miembros, hubo otros dos acontecimientos que aumentaron la influencia de la IS: la globalización y la expansión de las relaciones internacionales a actores no estatales y, con ello, a partidos que, incluso, no tenían responsabilidades de gobierno. Rother habla de una «nueva forma de política internacional» en la que los partidos, como actores fuera de los gobiernos, hicieron la transición a una «política transfronteriza independiente». En el llamado Informe Brandt, el informe de la Comisión Norte-Sur presidida por Willy Brandt, esto fue enunciado de la siguiente manera: «Dar forma al futuro de todos nosotros es demasiado importante como para dejarlo solo en manos de los gobiernos».

Con el final de la presidencia de Brandt en 1992 también llegaron a su fin los buenos tiempos de la IS. Esto deja en claro la importancia de las personalidades individuales, especialmente Willy Brandt, para el éxito de la IS. Según Rother, bajo su presidencia, la IS no fue tanto una alianza de partidos sino, más bien, una red de personalidades. Ni Pierre Mauroy ni António Guterres, que lo sucedieron, pudieron reemplazar por completo al fenómeno excepcional de Brandt. Cuando, en el curso de las revoluciones en Túnez y Egipto en 2010, se descubrió que quienes habían gobernado autoritariamente hasta entonces eran parte de la IS, la alianza se rompió.

Hoy la IS lleva una existencia lastimosa. También la influencia global de la Alianza Progresista, de la que el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) fue cofundador, puede describirse como muy limitada. Ha habido un cierto repliegue hacia las regiones. A escala europea, el Partido de los Socialistas Europeos (PES) reúne a los partidos socialistas, socialdemócratas y laboristas de la Unión Europea y Noruega. En América Latina, el Grupo de Puebla es una red de personalidades que, a pesar de sus diferencias, puede ser caracterizada como «progresista». Lo que falta es el vínculo entre los continentes. Hoy no escasean los políticos talentosos –también pisa fuerte la generación de los jóvenes– ni faltan razones para iniciativas progresistas conjuntas y un trabajo internacional de los partidos.

Fuente: IPG
Traducción: Carlos Díaz Rocca

Últimos do Blog
Noticias

Gobierno de Bolivia entregará títulos de tierra a campesinos

Más
Noticias

Colombia. Los cinco precandidatos presidenciales que ya tiene el Pacto Histórico para 2022

Más
Noticias

Nito Cortizo aseguró que en su administración no se han realizado escuchas ilegales

Más
Noticias

Enrique Sánchez está enfocado en refundar el Partido Febrerista

Más
Noticias

PRI y PRD pierden más del 70% de su militancia

Más
Noticias

Legislativo de Ecuador instala mesa sobre demandada ley de educación

Más
Noticias

Castillo nombra a primer ministro de izquierda en Perú y deja pendiente al de Economía

Más
Noticias

Argentina passa a considerar cuidado materno como trabalho e garante direito à aposentadoria de 155 mil mulheres

Más
Noticias

PRD pide a ciudadanos no participar en la consulta popular del 1 de agosto

Más
Noticias

Bolsonaro emprende nueva reforma ministerial para sumar apoyos en el Congreso

Más
Noticias

La hora de Pedro Castillo

Más
Noticias

Colombia Humana, UP y MAIS se declararon en oposición a Claudia López

Más
Noticias

Proyectos que ha realizado la alcaldía de Claudia López

Más
Noticias

Presidente del partido de izquierdas uruguayo deja su cargo y llama a unión

Más
Noticias

Mónica Fein será precandidata a diputada nacional y enfrentará a la lista de Pablo Javkin

Más
Noticias

Narváez marca primeras diferencias con candidatura de Provoste: “La realidad que hemos visto, es que es una reacción a las encuestas”

Más
Noticias

Presidente del PS, Álvaro Elizalde, asegura que Narváez no bajará su candidatura en favor de Yasna Provoste

Más
Noticias

Nicaragua: el régimen continúa con la persecución a opositores y Ortega aseguró que “no hay espacio para la negociación”

Más
Noticias

Colas para hacerse con un hueso de carne: el hambre se dispara en Brasil

Más
Noticias

Sí Por México llama a PAN, PRI y PRD a buscar candidato de unidad para las elecciones de 2024

Más
Noticias

Pedro Castillo teje una red de apoyos para gobernar Perú en un escenario adverso

Más
Noticias

La Policía investiga a Bolsonaro por supuesta prevaricación en la pandemia

Más
Noticias

Gustavo Petro brasileño está cansado de que lo culpen de todo en Twitter

Más
Noticias

Claudia López acusa a Petro de ‘incendiar a Colombia’

Más
Noticias

Ex-ministro da Defesa da Bolívia planejou segundo golpe usando mercenários dos EUA

Más
Noticias

Cuba logra la primera vacuna latinoamericana con datos de efectividad al nivel de Pfizer y Moderna

Más
Noticias

Presentan en Ecuador propuesta para ley de aborto por violación

Más
Ecuador

Escasa popularidad de un Gobierno del y para el 0,1% de los ecuatorianos

Más
Colombia

El golpe de estado de Duque en Medellín

Más
Uruguay

«Presente», un grito contra la impunidad en Uruguay

Más