BLOG

Conspiración militar, tiroteo político y complicidad institucional

Brasil

Por Jeferson Miola

En este artículo el autor analiza el clima de violencia promovido por el presidente Bolsonaro y la deriva antidemocrática de las FFAA.

El comportamiento de los líderes de las Fuerzas Armadas de Brasil no es el que se espera de mandos profesionales, legalistas y leales a la Constitución. Los comandantes militares lo saben. También saben perfectamente lo que hacen, pero peligrosamente siguen alejándose de la legalidad y la institucionalidad.

No son solo los sectores democráticos brasileños los que vienen advirtiendo sobre la postura antiprofesional y conspirativa de los jefes militares que, al interferir en la política, actúan como milicias en uniforme. El mundo entero también se ha dado cuenta de que amenazan la democracia, intimidan a las instituciones civiles y planean replicar en Brasil un proceso similar al ocurrido el 6 de enero de 2021 en EEUU, la invasión del Capitolio.

Con una trágica diferencia: mientras en EEUU las Fuerzas Armadas no avalaron la embestida criminal de la manada de Donald Trump, en Brasil los mandos militares no solo quieren sino que alientan la agitación y acción de hordas armadas que tenían enormes facilidades para adquirir arsenal de guerra debido a la flexibilización, por parte del Ejército, de las normas de portación y tenencia de armas y municiones.

En un escenario de caos planificado combinado con la omisión de la policía militar, las Fuerzas Armadas deberán pretextar un operativo de Garantía de Orden Público para cerrar el régimen.

Es muy claro que el argumento de la “cooperación técnica con el Tribunal Supremo Electoral (TSE)” es un mero disimulo retórico. Detrás de este discurso oportunista se esconde el plan para sabotear las elecciones, provocar el caos institucional y promover un escenario de violencia brutal.

La absurda e irrazonable invitación del TSE a militares para integrar la Comisión de Transparencia Electoral fue hipócritamente utilizada por éstos para legitimar la injerencia indebida en el proceso electoral. Era la brecha que planeaban. Y ganaron de calle.

El activismo político y la amenaza a las instituciones por parte de los militares vienen de lejos; desde mucho antes del famoso tuit del general Eduardo Villas Bôas del 3 de abril de 2018, que fue concebido colectivamente por el Alto Mando del Ejército, actuando como una especie de “comité central”.

En 2015/2016, Villas Bôas y (Sérgio Westphalen) Etchegoyen, generales que comandaban respectivamente el Ejército y el Estado Mayor General del Ejército, conspiraron con el usurpador Michel Temer para derrocar a la presidenta Dilma Rouseff. Y antes, el 29 de noviembre de 2014, los comandos patrocinaron el lanzamiento de la candidatura de Bolsonaro para las elecciones de 2018 en el patio de la Academia Militar das Agulhas Negras (AMAN).

Los comandantes militares saben que están lanzando al país a una espiral incontrolada de violencia y asesinatos de opositores por parte de bolsonaristas enloquecidos y armados. Al igual que Jair Bolsonaro, son los responsables directos del bandolerismo político que se apodera del país.

Los signos graves del descontrol están en el aire. En los últimos días, extremistas partidarios del gobierno militar, indignados por la retórica oficial de odio, violencia e intolerancia, acosaron al juez que ordenó la detención del ex ministro Milton Ribeiro, bombardearon el mitin del ex presidente Lula da Silva en Río y asesinaron al líder del Partido de los Trabajadores (PT) de Foz do Iguazú, Marcelo Arruda.

Estos actos, a pesar de ser terroristas, son minimizados, naturalizados e incluso banalizados. Empiezan a configurar una nueva normalidad política e institucional de un país progresivamente dominado por pistolas políticas –oficiales y paraestatales-.

Un magistrado del Supremo Tribunal Federal “dijo en privado que el caso [el asesinato del dirigente del PT] es preocupante, pero defendió que hay que mantener la calma y esperar los resultados de las investigaciones”, señaló Folha de Sao Paulo.

Además de Bolsonaro, los generales y los líderes partidarios de las Fuerzas Armadas, el Congreso, la Fiscalía General y el STF también deben ser acusados y responsabilizados por esta trágica realidad en Brasil.

Sea cual sea el motivo: ya sea por tibieza, cobardía o miedo; si por venalidad y corrupción; o si por colaboración con el fascismo, el hecho concreto es que el Congreso, la Procuraduría General de la República y el STF se están inhibiendo frente a los numerosos delitos de responsabilidad y delitos comunes cometidos por Bolsonaro y los militares.

Y, al incumplir con sus obligaciones constitucionales, estas instituciones son cuando menos cómplices; eso si no son igualmente culpables de la tragedia.

Jeferson Miola es miembro del Instituto de Debates, Estudios y Alternativas de Porto Alegre (Idea), fue coordinador ejecutivo del V Foro Social Mundial y colaborador del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE).

Fuente: https://estrategia.la/2022/07/11/brasil-conspiracion-militar-tiroteo-politico-y-complicidad-institucional/

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

REBELIÓN

Últimos do Blog
Noticias

Gobierno de Bolivia entregará títulos de tierra a campesinos

Más
Noticias

Colombia. Los cinco precandidatos presidenciales que ya tiene el Pacto Histórico para 2022

Más
Noticias

Nito Cortizo aseguró que en su administración no se han realizado escuchas ilegales

Más
Noticias

Enrique Sánchez está enfocado en refundar el Partido Febrerista

Más
Noticias

PRI y PRD pierden más del 70% de su militancia

Más
Noticias

Legislativo de Ecuador instala mesa sobre demandada ley de educación

Más
Noticias

Castillo nombra a primer ministro de izquierda en Perú y deja pendiente al de Economía

Más
Noticias

Argentina passa a considerar cuidado materno como trabalho e garante direito à aposentadoria de 155 mil mulheres

Más
Noticias

PRD pide a ciudadanos no participar en la consulta popular del 1 de agosto

Más
Noticias

Bolsonaro emprende nueva reforma ministerial para sumar apoyos en el Congreso

Más
Noticias

La hora de Pedro Castillo

Más
Noticias

Colombia Humana, UP y MAIS se declararon en oposición a Claudia López

Más
Noticias

Proyectos que ha realizado la alcaldía de Claudia López

Más
Noticias

Presidente del partido de izquierdas uruguayo deja su cargo y llama a unión

Más
Noticias

Mónica Fein será precandidata a diputada nacional y enfrentará a la lista de Pablo Javkin

Más
Noticias

Narváez marca primeras diferencias con candidatura de Provoste: “La realidad que hemos visto, es que es una reacción a las encuestas”

Más
Noticias

Presidente del PS, Álvaro Elizalde, asegura que Narváez no bajará su candidatura en favor de Yasna Provoste

Más
Noticias

Nicaragua: el régimen continúa con la persecución a opositores y Ortega aseguró que “no hay espacio para la negociación”

Más
Noticias

Colas para hacerse con un hueso de carne: el hambre se dispara en Brasil

Más
Noticias

Sí Por México llama a PAN, PRI y PRD a buscar candidato de unidad para las elecciones de 2024

Más
Noticias

Pedro Castillo teje una red de apoyos para gobernar Perú en un escenario adverso

Más
Noticias

La Policía investiga a Bolsonaro por supuesta prevaricación en la pandemia

Más
Noticias

Gustavo Petro brasileño está cansado de que lo culpen de todo en Twitter

Más
Noticias

Claudia López acusa a Petro de ‘incendiar a Colombia’

Más
Noticias

Ex-ministro da Defesa da Bolívia planejou segundo golpe usando mercenários dos EUA

Más
Noticias

Cuba logra la primera vacuna latinoamericana con datos de efectividad al nivel de Pfizer y Moderna

Más
Noticias

Presentan en Ecuador propuesta para ley de aborto por violación

Más
Perú

Perú: triunfo judicial para Pedro Castillo

Más
Chile

Chile: problemas de abastecimiento por un paro de camioneros

Más
Cuba

Economía cubana: radiografía de una recuperación incompleta

Más