BLOG

Antifeminismos y populismos de derecha en América Latina

América Latina

Jordi Bonet i Martí

En los últimos años, América Latina ha sido testigo de importantes avances en materia de políticas de igualdad y de reconocimiento de la diversidad sexual, tal y como se evidencia en la aprobación de leyes contra el feminicidio, la despenalización de la interrupción del embarazo y el reconocimiento del matrimonio igualitario. La presencia de un potente movimiento feminista y LGTBIQ+, que ha hecho sentir su voz en las calles de Argentina, Chile, Colombia, México y Perú, ha transformado la agenda política y ha contribuido a acelerar el cambio cultural del conjunto de la región. Sin embargo, toda acción genera su reacción, y frente a iniciativas como la red #NiUnaMenos o la popularización de los pañuelos verdes, han surgido otros colectivos y contramovimientos que se caracterizan por su radical oposición al movimiento feminista.

Lo hemos visto en Brasil en 2017, cuando la reconocida filósofa posestructuralista judeo-estadounidense, Judith Butler, fue recibida en el centro cultural Sesc Pompéia de São Paulo al grito de “quememos a la bruja”, y su compañera Wendy Brown fue agredida por grupos de manifestantes, mientras las organizaciones fundamentalistas cristianas recogían 370.000 firmas en protesta a su visita. En Lima, a través de la campaña #ConMisHijosNoTeMetas que tenía por objetivo oponerse a la incorporación de la perspectiva de género en el currículo nacional. En Colombia, donde la supuesta “ideología de género” acabó galvanizando el debate del referéndum sobre los acuerdos de paz. Y en Argentina, con el surgimiento de los pañuelos celestes en oposición al movimiento por la despenalización del aborto.

Por lo tanto, si queremos conocer cómo el feminismo está cambiando la política y la sociedad latinoamericana, tenemos que analizar también cómo lo hace su contraparte, el antifeminismo, en una coyuntura política global marcada por el auge de los populismos de derecha radical como Donald Trump o Jair Bolsonaro.

La raíz religiosa

El populismo de derecha no es un movimiento meramente “conservador”, sino reactivo y reaccionario, en tanto surge por oposición a las demandas de los movimientos sociales, y su objetivo es movilizar la sociedad para lograr un cambio social en la dirección opuesta a la propugnada por las organizaciones progresistas. De hecho, las afinidades electivas entre el antifeminismo y los populismos de derecha no son casuales, tal y como evidencia el uso del antifeminismo como parte de la retórica electoral del fujimorismo, del uribismo y del bolsonarismo.

En América Latina, el antifeminismo surge de la alianza entre el neoconservadurismo católico, apoyado por su contraparte hispana, y las organizaciones integristas evangélicas que han recibido el apoyo de la nueva derecha cristiana estadounidense. Es un error pensar que el antifeminismo constituye una mera continuación de los estereotipos y discursos machistas y misóginos presentes en la región, aunque saque partido de ellos. Se trata de un movimiento nuevo de carácter mixto con participación de hombres y mujeres, y conectado internacionalmente.

Uno de los principales caballos de batalla del antifeminismo en América Latina ha sido su oposición a la denominada “ideología de género”. Este concepto fue acuñado por la ortodoxia vaticana para oponerse al reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos, en especial tras la Conferencia Internacional sobre población y desarrollo de El Cairo (1994) tras el giro conservador impuesto por el papado de Juan Pablo II.

No obstante, no fue sino hasta el bienio 2007-2008 cuando se traslada de las encíclicas a la calle, a partir de las protestas organizadas por la derecha católica contra la educación sexual y el matrimonio igualitario en Croacia y Austria, seguidas por las movilizaciones de 2012 en Francia y de 2013 en Italia contra la aprobación del matrimonio igualitario y la adopción por parejas del mismo sexo.

En América Latina, el término “ideología de género” ha sido importado desde Europa a través de las redes de organizaciones integristas cristianas, en especial, a través de la plataforma CitizenGo surgida en España en 2013 y actualmente próxima al partido de derecha populista Vox. De hecho, ha sido el capítulo latinoamericano de esta organización el que ha impulsado la campaña #ConMisHijosNoTeMetas y la ha extendido a diferentes países de América Latina.

Los nuevos populismos de derecha

Sin embargo, sería erróneo pensar que el antifeminismo se reduce a una mera defensa de los valores religiosos tradicionales frente a la ampliación de los derechos civiles, sexuales y reproductivos. El antifeminismo se ha convertido en una de las señas de identidad de las nuevas derechas populistas latinoamericanas, como se evidenció en los pasados comicios de Chile.

Igual que ha sucedido en Estados Unidos, el uso de la retórica antifeminista por parte de las formaciones populistas de derecha ha servido para desviar el debate acerca de la extrema desigualdad que afecta a la región. Para estas formaciones, el problema de América Latina no son las élites económicas que dilapidan los recursos naturales, sino la existencia de una supuesta “élite cultural” que englobaría el movimiento feminista, el movimiento LGTBIQ+ y, en algunos casos, el movimiento ecologista, y que tendría como objetivo imponer una agenda globalista contraria a los intereses populares.

De este modo, mediante la acentuación de discursos antirracionalistas y antiintelectualistas, así como a través de la difusión de posverdades, por ejemplo, la supuesta homosexualización de la infancia, las formaciones de derecha radical se han orientado a avivar los pánicos morales de ciertos sectores populares en los que los valores tradicionales se encuentran todavía arraigados.

Frente a esta situación, oponer feminismo a antifeminismo supone reforzar el marco de la batalla cultural propuesto por el populismo de derecha. De la misma manera, que oponer las políticas de identidad a políticas de redistribución tan solo puede servir para fracturar el campo progresista. En este sentido, la construcción de una respuesta a los desafíos que presenta la asociación entre antifeminismo y derecha populista debe depender de ahondar la alianza entre feminismo y lucha contra la desigualdad, tal y como viene propugnando gran parte del movimiento feminista indígena y afrodescendiente.

El feminismo también debe ser percibido como un motor de cambio material y de mejora de las condiciones de bienestar del conjunto de la población de América Latina.

LATINOAMERICA 21

Últimos do Blog
Noticias

Gobierno de Bolivia entregará títulos de tierra a campesinos

Más
Noticias

Colombia. Los cinco precandidatos presidenciales que ya tiene el Pacto Histórico para 2022

Más
Noticias

Nito Cortizo aseguró que en su administración no se han realizado escuchas ilegales

Más
Noticias

Enrique Sánchez está enfocado en refundar el Partido Febrerista

Más
Noticias

PRI y PRD pierden más del 70% de su militancia

Más
Noticias

Legislativo de Ecuador instala mesa sobre demandada ley de educación

Más
Noticias

Castillo nombra a primer ministro de izquierda en Perú y deja pendiente al de Economía

Más
Noticias

Argentina passa a considerar cuidado materno como trabalho e garante direito à aposentadoria de 155 mil mulheres

Más
Noticias

PRD pide a ciudadanos no participar en la consulta popular del 1 de agosto

Más
Noticias

Bolsonaro emprende nueva reforma ministerial para sumar apoyos en el Congreso

Más
Noticias

La hora de Pedro Castillo

Más
Noticias

Colombia Humana, UP y MAIS se declararon en oposición a Claudia López

Más
Noticias

Proyectos que ha realizado la alcaldía de Claudia López

Más
Noticias

Presidente del partido de izquierdas uruguayo deja su cargo y llama a unión

Más
Noticias

Mónica Fein será precandidata a diputada nacional y enfrentará a la lista de Pablo Javkin

Más
Noticias

Narváez marca primeras diferencias con candidatura de Provoste: “La realidad que hemos visto, es que es una reacción a las encuestas”

Más
Noticias

Presidente del PS, Álvaro Elizalde, asegura que Narváez no bajará su candidatura en favor de Yasna Provoste

Más
Noticias

Nicaragua: el régimen continúa con la persecución a opositores y Ortega aseguró que “no hay espacio para la negociación”

Más
Noticias

Colas para hacerse con un hueso de carne: el hambre se dispara en Brasil

Más
Noticias

Sí Por México llama a PAN, PRI y PRD a buscar candidato de unidad para las elecciones de 2024

Más
Noticias

Pedro Castillo teje una red de apoyos para gobernar Perú en un escenario adverso

Más
Noticias

La Policía investiga a Bolsonaro por supuesta prevaricación en la pandemia

Más
Noticias

Gustavo Petro brasileño está cansado de que lo culpen de todo en Twitter

Más
Noticias

Claudia López acusa a Petro de ‘incendiar a Colombia’

Más
Noticias

Ex-ministro da Defesa da Bolívia planejou segundo golpe usando mercenários dos EUA

Más
Noticias

Cuba logra la primera vacuna latinoamericana con datos de efectividad al nivel de Pfizer y Moderna

Más
Noticias

Presentan en Ecuador propuesta para ley de aborto por violación

Más
Paraguay

Hugo Velázquez: el vicepresidente de Paraguay anuncia su dimisión tras ser acusado por EE.UU. de «actos de corrupción significativos»

Más
Chile

Los partidos que sostienen a Boric se comprometen a moderar la propuesta de nueva Constitución chilena tras el plebiscito

Más
Brasil

Con 20 millones de pobres urbanos, Bolsonaro decide comprar votos

Más