BLOG

La CIDH expresa “preocupación” por la crisis y llama a respetar los derechos humanos en Bolivia

Noticias

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó este lunes su “profunda preocupación” por la “grave escalada” de violencia en el marco de una crisis política y social en Bolivia, en cuyo contexto se registró la renuncia del presidente Evo Morales.

Según la información publicada por la Defensoría del Pueblo, en el contexto postelectoral, tres personas habrían fallecido, 421 habrían resultado heridas y 222 habrían sido detenidas, indicó la CIDH en un comunicado difundido en sus redes sociales y fechado en Quito y Washington.

Añadió que la situación se ha visto agravada por nuevos actos de violencia partidaria en la que se habrían registrado hostigamientos, saqueos, incendios de autobuses y edificios municipales.

Asimismo, en las últimas horas se han registrado ataques y saqueos a residencias de personas privadas y de autoridades, incluyendo la de Morales.

La Comisión, que celebra en Quito una serie de audiencias de varios casos de derechos humanos, condenó todo acto de violencia e hizo un llamamiento al Estado a garantizar el respeto a los derechos humanos de todas las personas sin distinción alguna de su ideología, pertenencia política o cargo.

“Muy especialmente hace un llamado a que se respete el derecho a la vida, integridad y libertad personal, así como la libertad de expresión”, indica el comunicado.

Al mismo tiempo, la CIDH extendió un llamamiento a los actores políticos y sociales “a cesar todo acto de violencia por parte de organizaciones o movimientos ciudadanos”.

“La Comisión recuerda la obligación del Estado de investigar y sancionar a los responsables”, reza el escrito.

Finalmente, la CIDH destacó la importancia de que la actual crisis política y social sea resuelta con apego a Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia y por los canales democráticos para garantizar el pleno respeto al Estado de Derecho y a los derechos humanos de todas las personas.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia.

Está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia, señala en el comunicado.

 

EFE