BLOG

El expresidente militar Ernesto Geisel autorizó la ejecución de opositores en Brasil, según la CIA

Noticias
EG_18
Ernesto Geisel y João Figueiredo, generales del régimen militar brasileño . Foto: Cpdoc/FGV

El general Ernesto Geisel, penúltimo presidente de la dictadura militar que gobernó en Brasil entre 1974 y 1979, autorizó la ejecución de opositores al régimen, según un informe de la CIA rescatado por un investigador brasileño.

El memorando, que data de 1974 y fue escrito por William Egan Colby, entonces director de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense, narra un encuentro entre Geisel, Joao Batista Figueiredo, entonces jefe de inteligencia del régimen, y otros dos generales.
El asunto del reporte, dirigido para el secretario de Estado de EE.UU. de la época, Henry Kissinger, era “decisión del presidente brasileño Ernesto Geisel de continuar la ejecución sumaria de peligrosos subversivos bajo ciertas condiciones”.

En los párrafos siguientes, el jefe de la CIA relata que uno de los generales presentes en la reunión, Milton Tavares de Souza, afirmó que Brasil no podía “ignorar las amenazas subversiva y terrorista” y dijo que “los métodos extralegales debían continuar siendo empleados contra los subversivos peligrosos”.

También informó a Geisel que 104 personas enmarcadas “en esa categoría habían sido sumariamente ejecutadas durante el año pasado (1973)”.

Un día después de ese encuentro, el presidente Geisel dijo a Figueiredo, quien sucedería al primero hasta el final de la dictadura (1964-1985), que “la política” de ejecuciones “debía continuar, pero que se debía tomar mucho cuidado para tener certeza de que solamente los subversivos peligrosos fuesen ejecutados”, según escribió Colby.

El documento en cuestión fue desclasificado en 2015 por el Departamento de Estado de EE.UU., a excepción de dos párrafos.

Sin embargo, el investigador Matias Spektor, del centro de estudios económicos Fundación Getulio Vargas (FGV), lo rescató en un mensaje publicado hoy en redes sociales alcanzando una gran repercusión en los principales medios de comunicación brasileños.

“Este es el documento más perturbador que ya leí en 20 años de investigación”, escribió en su perfil de Twitter.

Tras abandonar el poder en 1979, Geisel se dedicó a actividades empresariales privadas y murió el 12 de septiembre de 1996 a los cerca de 90 años de edad por un cáncer que se complicó con una infección pulmonar.

El militar participó activamente en la conspiración que derivó en el derrocamiento de Joao Goulart (1961-64), el último presidente civil antes del régimen castrense que se prolongó durante más de dos décadas.

EFE